Conozca al director de los Robinson, Stephen J. Anderson

flixpeliculasagosto 24, 2022

El éxito animado de Disney Conoce a los Robinsons celebra su 15 aniversario este año. Como tal, Jeff Ames de ComingSoon habló con el director Stephen J. Anderson sobre la película y lo que significa para él (y el público) después de todos estos años.

Según IMDB, la película cuenta la historia del “niño genio Lewis. (quien) pierde la esperanza de recuperar su último invento, que fue robado por Bowler Hat Guy, luego un joven viajero en el tiempo llamado Wilbur Robinson llega a la escena para llevarse a Lewis en su máquina del tiempo. Los chicos pasan un día en el futuro con la excéntrica familia de Wilbur y descubren un secreto asombroso al mismo tiempo”.

MÁS: El tráiler de la historia de Sonic Frontiers revela la fecha de lanzamiento

Jeff Ames: Han pasado 15 años desde Meet the Robinsons. Para mí, se siente como si fuera ayer que la vi en los cines con mi esposa. ¿Es lo mismo para ti?

Stephen J. Anderson: Un poco. Hay algunos momentos en los que, sí, parece que fue ayer y otros momentos en los que, bueno, han pasado muchas cosas en esos 15 años. Entonces, a veces lo siento, a veces no. Pero, todos buenos recuerdos. Ese fue un proyecto muy especial para mí.

¿Cómo te involucraste con la película y cómo evolucionó la historia a lo largo de la producción?

Me involucré a fines de 2002. Estaba terminando de ser supervisor de historia en Hermano Oso y había expresado interés en el estudio que me gustaría dirigir algún día. Entonces, me tenían en cuenta para cosas como esa. Me lanzó un par de cosas para desarrollar mientras trabajaba en Hermano Oso solo para mojarme los pies. Y cuando terminé con Hermano Osome entregaron el guión de una película llamada Un día con Wilbur Robinsonbasado en este libro infantil de William Joyce, y dijo: «Oye, ¿por qué no lees esto y ves si es algo que quieres hacer y eventualmente dirigir?».

Me tomó totalmente. Lo que no sabían cuando me lo entregaron es que yo también era adoptado, así que tuve esta conexión instantánea: circunstancias diferentes a las que Lewis pasó en la película, por supuesto. Pero tuve esta conexión instantánea con este niño y todas esas preguntas que estaba haciendo, como, «¿De dónde vengo?» y «¿Quién es mi madre biológica?» Me hice todas esas mismas preguntas cuando era niño.

Entonces, volví y dije: «No entiendes, tengo que hacer esta película». Y luego nos fuimos.

Cuando te subes a bordo de un proyecto masivo como este, ¿cómo es el primer día? ¿Por dónde empiezas?

Entonces, tomamos un equipo de historia para comenzar con el guión gráfico y también tenemos un pequeño equipo editorial. Esencialmente, lo que hicimos fue que todos los artistas de la historia leyeron el guión y dije: «¿Qué piensas?» y hablamos sobre eso y de hecho volvimos al estudio y dijimos: “El guión es realmente bueno, pero creemos que si escribimos un guión gráfico como es, no va a funcionar. Nos gustaría tener permiso para hacer un par de reescrituras más y desarrollarlo un poco más porque tenemos algunas cosas más en mente”. Dijeron: «Sí, adelante». Hicimos un par de borradores más del guión y empezamos a crear guiones gráficos y lo reescribimos a medida que dibujábamos los guiones gráficos. Fue muy fluido en términos de cómo se desarrolló la historia.

Eso fue del día uno al cinco, digamos.

A medida que desarrollas algo como Meet the Robinsons, ¿cuestionas constantemente tu visión o llega un punto en el que estás satisfecho con la forma en que funciona la producción?

Un poco de ambos. Tienes que tener esa cosa muy dentro de ti que te está alimentando para contar la historia e impartirla a todos los demás en el equipo para alimentarlos lo suficiente como para querer participar y ser parte de este viaje. Pero constantemente hay esos momentos de, «Vaya, no sé lo que tenemos aquí».

A veces, para describir el proceso de desarrollo de la historia por el que pasé en Disney, es como si alguna vez tomaras una palabra y la repitieras una y otra vez hasta que no tuviera ningún significado. De repente no significa lo que se supone que significa. Hay momentos como ese en el desarrollo de una película en los que la miras, y debido a que la animación es tan iterativa porque la miras en todo tipo de formas diferentes, lo cual es bueno, pero también puede conducir a esos momentos de, “No sé qué es esto. No sé lo que estoy mirando. Es un montón de líneas y formas y cosas moviéndose. Están sucediendo muchas cosas, pero no tengo ninguna objetividad”.

Eso es lo grandioso de trabajar en un lugar como Disney, es que tienes tantos ojos frescos a tu alrededor. Siempre puede encontrar un nuevo grupo de personas para que lo analicen y le brinden una nueva perspectiva sobre dónde puede mejorar: qué funciona, qué no funciona. Otros cineastas, cualquiera, aunque no sea una persona creativa. A veces solo quieres eso, quieres reacciones viscerales. Como, «No entendí», o, «No fue gracioso. ¿Se suponía que iba a ser divertido?

Entonces, siempre estamos, sigo diciendo, «nosotros», aunque ya no estoy en Disney, en Disney, ese proceso iterativo siempre se trata de poner el trabajo frente a las personas y obtener comentarios realmente honestos sobre a dónde va. entonces mejor puedes hacer la siguiente pasada.

La animación ha evolucionado bastante en los últimos 15 años. En ese momento, ¿qué tan complejo fue Meet the Robinsons? Porque tienes dinosaurios, naves espaciales, numerosos personajes… ¿cómo cambiarían las imágenes si la película se hiciera hoy?

En ese momento fue, para Disney, un gran paso adelante para su animación por computadora. En la evolución de su técnica de animación por ordenador. Hasta ese momento, habían hecho Dinosaurio, que eran fondos de acción en vivo con personajes animados pero no un mundo completamente generado por computadora; y también habían hecho Pequeño pollo, que era un mundo completamente generado por computadora pero muy caricaturesco, súper caricaturesco, pero en un gran sentido. Sabíamos que queríamos hacer un poco más de un mundo conectado a tierra, un mundo un poco más creíble con iluminación naturalista. Teníamos personajes humanos y eso requería toda la nueva tecnología para que nosotros hiciéramos la piel y el cabello y una tela realista que pudiera moverse y rodar, todo eso que ha evolucionado hasta ahora.

Creo que en términos de contar la historia, no haría mucho más que trabajar en algunos de los elementos de la historia. Creo que podríamos haberlo hecho mejor, pero creo que si lo hiciéramos hoy, nuestra animación humana estaría en un nivel tan sofisticado. Ese caricaturesco de algunos de los personajes como Bowler Hat Guy, por ejemplo… Veo películas como Hotel Transilvania en Sony y la evolución de la animación y cuán fluida y gomosa es la animación ahora, es genial. Realmente no podíamos hacer eso en esa medida en ese entonces. Hicimos lo mejor. Si miras cuadro por cuadro algunas de las escenas de Bowler Hat Guy, puedes ver que hay un intento de «romper la plataforma», por así decirlo, y obtener algo de ese movimiento o poses inorgánicos y no anatómicos allí. Pero estábamos limitados a lo que podíamos hacer. Entonces, creo que si lo hiciéramos hoy, la actuación, la actuación y la caricatura estarían por las nubes.

Sí, tan pronto como mencionaste el Hotel Transylvania, yo estaba como, ¡Bombín! Porque así es exactamente como se mueve. ¡Así que te copiaron!

[Laughs] Siempre pensé que había dos tipos diferentes de animación en la película. Había animación de Disney y Looney Tunes/Animación de Warner Bros. Los personajes actuales como Lewis y el pequeño Goob y Mildred y la señora del orfanato son personajes más al estilo de Disney. Son un tipo de rendimiento un poco más suave.

Luego llegas al futuro y te encuentras con los Robinson y están Looney Tunes personajes en la forma en que se mueven y la amplitud con la que se mueven. Y también, su comportamiento: ya sabes, te agarrarán del brazo, invadirán tu espacio personal, te agarrarán y te llevarán a donde quieren que estés. son como esos Looney Tunes personajes donde no hay reglas. Son impulsivos.

Hablamos de yuxtaponer esas cosas juntas, lo cual fue divertido. Entonces, definitivamente inspirado por muchos de los Looney Tunes animadores: Chuck Jones y Bob Clampett y esos tipos.

Si no recuerdo mal, hiciste la voz de Bowler Hat Guy, ¿verdad?

Sí.

¿Cómo surgió eso? Porque siempre sentí que el personaje tenía una cualidad muy parecida a la de Jim Carrey, que es una de las razones por las que pensé que era genial.

Como estoy seguro de que sabes, en la animación, cuando estás desarrollando las películas, antes de contratar a los actores, rascas las voces. A veces esas voces se pegan. Como por Lilo y Stitch, uno de los directores de la película interpreta a Stitch. Brad Bird, el director de Los Increíbles, interpreta a Edna. Probablemente fue la misma situación en la que hicieron la voz temporal y después de tantas proyecciones de la animática, la gente comenzó a asociar la voz con el personaje. Eso es lo que pasó con Bowler Hat Guy.

Me sentí realmente honrado de que el estudio dijera: «Nos gustaría que lo hicieras», porque habíamos comenzado el proceso de casting, pero lo frenaron. Entonces, sí, hay un poco de Jim Carrey allí y, Dios mío, ni siquiera lo sé. Pero, sí, definitivamente hay ADN de Jim Carrey en eso.

Bowler Hat Guy se robó el espectáculo. Luego tuviste los dos grandes giros, que, para mí, era algo que no había anticipado porque normalmente no tienes esos en una película animada. ¿Fueron esos elementos siempre parte de la historia?

El primer guión durante nuestro primer par de intentos de guión gráfico, Bowler Hat Guy era en realidad un villano llamado Mortimer Clinch y era solo un inventor rival de Cornelius Robinson en el futuro. Solo quería retroceder en el tiempo y arruinar la vida de Cornelius porque quería ser el éxito. Eso hubiera funcionado, pero no era nada que no hubieras visto antes. Pero luego tuvimos a este compañero de cuarto de Lewis que estaba allí solo por diversión y en una de nuestras reuniones de historia, uno de los artistas de la historia dijo: “Oye, ¿no sería divertido si fueran la misma persona? Como, ¿y si?” Y nuestras cabezas como que explotaron. Pensamos: «Eso es muy divertido».

Sabíamos que teníamos esta revelación de Lewis es Cornelius, pero fue genial pensar que podría haber otro zapato para dejar caer. Lo que terminó sucediendo fue con la revelación de Lewis / Cornelius, la gente comenzó a darse cuenta bastante rápido, pero no pudieron ver la segunda revelación sobre Bowler Hat Guy. Ese tipo los tiró, lo cual fue divertido.

Siempre decíamos: “No hicimos eso a propósito”, hasta que todos empezaron a decirnos: “¡No vuelvas a decir eso, solo di que lo hiciste a propósito!”.

También tengo que preguntar sobre el papel de Tom Selleck en la película. ¿Cómo entró eso en juego? ¿Había un plan B en caso de que no estuviera interesado?

Esa broma, que solo muestra una imagen de Tom Selleck, estuvo presente desde el principio. Uno de los artistas del guión gráfico estaba trabajando en esa secuencia de prueba sorpresa y la lanzó como una broma y todos se rieron, así que la mantuvimos allí. Luego fue una cuestión de si podríamos obtener los derechos para usar su imagen, y por un tiempo parecía que no íbamos a poder hacerlo. Entonces, pensamos, ¿y si endulzamos el trato y le ofrecemos el papel de Cornelius? Eso sería una especie de meta meta extraña: Cornelius no se parece a él, pero suena como él. Y eso funcionó. Entró al estudio y lanzamos algunos de los grandes rasgos de la película y pensó que era divertido y dijo: «¡Sí, puedo hacer eso!»

Se habló de tener un Plan B, pero ninguno de nosotros quería pensar en la perspectiva de un Plan B. La broma era tan rara y divertida que todos crecimos viéndola. IP magnum … No sé, parecía tan correcto. ¡Simplemente cruzamos los dedos y esperábamos que funcionara y así fue!

¿Qué querías (o sigues queriendo) que el público se llevara de Meet the Robinsons?

Al principio nos gustó la idea de hacer un futuro esperanzador. Muchas veces, las películas que tratan sobre el futuro tienden a ser sombrías y aterradoras. Tenemos algo de eso en la película, pero creo que, en general, nos gustó la idea de algo esperanzador. O algo que evocó ese futuro positivo que Walt Disney puso en Epcot y Tomorrowland y todos esos elementos… y luego, cuando llegamos al tema «Sigue avanzando», que surgió de muchas discusiones sobre muchos de nuestros pasados: mi pensamientos sobre la adopción, el escritor original tenía un amigo que también había sido adoptado; y entonces compartimos un montón de ideas y la idea de que la esperanza viene de mirar hacia el futuro y no de vivir en el pasado. Una vez que nos dimos cuenta de eso, sentí que era algo grandioso y positivo sobre lo que hacer una película. Realmente espero que resuene con la gente.

Para mi alegría más sincera, incluso hoy en día recibo cartas de personas que me dicen cómo ese tema los ayudó en un momento difícil, o vieron la película y ese tema los ayudó a superar una mala racha. Como cineasta o artista, eso es todo lo que puede esperar.

Deja un comentario

Nombre *
Añadir un nombre para mostrar
Correo electrónico *
Tu correo electrónico no será publicado